Rutina de pensamiento con El Cazo de Lorenzo

¡¡¡Pasiller@s!!!

¿Cómo van esos baños en la 986xopiscina o en las playas?

Aunque nosotras también estamos casi de vacaciones, seguimos dejandos algunas cositas  para nos sigaís leyendo y apoyando como llevaís haciéndolo estos meses.

Hoy os traemos una rutina de pensamiento la cual fue creada por nosotras mismas de manera improvisada para poder sacar lo mejor de la cabeza de nuestros niñ@s y de este cuento tan maravilloso llamado “El Cazo de Lorenzo” escrito por Isabelle Carrier de Editorial Juventud.

Este cuento es tan maravilloso porque con unas ilustraciones sencillas y un texto fácil de comprender, trabaja la diversidad, intenta hacer llegar a la cabeza y corazón de todos a través de un personaje llamado Lorenzo que siempre carga con un cazo, un cazo que podemos tener todos , puede ser un “cazo” que se vea físicamente, un “cazo” de personalidad, un “cazo” psicológico…

Todos cargamos con algún “cazo”  que arrastramos, que muchas veces las personas no ven , que otras veces lo ven pero lo ignoran o se ríen de ello,y otras personas que, en cambio, ven el cazo y ayudan a la persona a convivir con ese cazo, a hacer una vida normal, hacer ver que arrastrar un “cazo” no es nada malo, simplemente hay que adaptarse a él, poner soluciones e incluso querer a ese cazo que nos acompañará toda la vida.

Nosotras pusimos en el aula a los niños las siguientes cuestiones tras narrarles el cuento y estas fueron sus respuestas:

-¿Qué le pasa a Lorenzo?

Está triste, su cazo no le deja hacer nada, le ayudan con el cazo, tiene muchos sentimientos

-¿Cómo le ayudamos?

Le dan un bolso, enseñándole a llevar su cazo, hacer algo para que se ponga contento,haciendo amigos.

-¿Qué hemos aprendido?

Cuando me quieran ayudar hay que hacer caso,que los problemas se pueden solucionar

 

Después de hacer esta rutina, le dimos a cada uno de los niños un folio en el que estaba impreso un cazo en blanco, para que los niños pudieran pintar en el y escribir si tienen edad para ello y quieren hacerlo, cuál es el cazo que les acompaña en su día a día, que es eso que siempre va con ellos, cual es ese problema que les sigue o que les da miedo , o como ellos mismos dan como respuesta ” ese cazo que no les deja hacer nada”.

Es una bonita actividad en la que los alumnos van a poder comunicar a través de sus dibujos y sus propias palabras cual es el “cazo” que va con ellos y de esta forma lo podrán compartir con los compañeros y de la misma manera que han dado respuesta a ¿Cómo podemos ayudar a Lorenzo? podrán repsuesta a ¿Cómo podemos ayudar al compañero?

Esperamos que cuando tengaís oportunidad y volvaís a vuestras aulas, lleveís a acabo esta rutina y actividad y por supuesto les leaís este cuento para que puedan aprender el valor de la integración y de la diversificación, algo que muchas veces los propios adultos dejamos de lado y que es importante conocer desde pequeños, porque recordar TODOS de una manera u de otra “arrastramos nuestro cazo”.

¡¡SED FELICES PASILLER@S!! 🙂 🙂 ¡Y a tomar muchos rallos de sol!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *